Fue gratificante, porque aprendí a balancear mis días con todas las comidas y vi cambios positivos, sin necesidad de estar sacrificando alimentos sino aprendiendo a combinarlos. (08-dic-15)